jueves, 11 de agosto de 2016

20 ¡Por allí resopla!

Difícil resistirse a utilizar la novelesca exclamación cuanto te encuentras frente al espectáculo que brinda la ballena franca austral (Eubalaena australis) en las costas de la provincia de Chubut. Desde el mes de julio (hasta marzo) en el golfo de Puerto Madryn se pueden avistar estos gigantescos bichos de los mares. Es un auténtico espectáculo de la naturaleza que difícilmente se puede transmitir con palabras, y ni siquiera con imágenes. Hay que verlas en directo saltando o aleteando a no más de 300 metros de distancia desde la playa para tomar dimensión del fenómeno. Así que no cuento más, solo recomiendo al que tenga ocasión que se acerque a la playa de El Doradillo a contemplar la naturaleza. A pesar de no ser tan populares como los grandes cetáceos, otros mamíferos que merecen atención son los lobos marinos, apostados a centenares en las playas y acantilados de la península Valdés. Para otra visita más acorde con su calendario quedará la contemplación de otros visitantes estacionales (pingüinos, orcas, delfines…).

No hay comentarios:

Publicar un comentario